Seguir por email

jueves, 20 de abril de 2017

Vuelta a la carga... esta vez a... ¡¡HACERME LA SUECA!!

¡¡Me mudo del blog para hacer vídeo log!! 
El doctorado me trajo 4 canas... ¡A ver lo que me aporta el postdoctorado! XD

Lo dicho, aquí pongo el enlace a mi primer vídeo... ¡¡y lo que queda por venir!!

El canal que estreno se llama "Cosas de una Celia" --> https://www.youtube.com/watch?v=WY0lK1LzS6U&t=9s

domingo, 12 de agosto de 2012

Nueva Orleans (Louisiana)

Por segunda vez y tras bastante tiempo desde la primera, fui a Nueva Orleans (21 de julio). Como otras muchas veces, cogí la mochila, agua fría y agua congelada… y a falta de coche: la bici y el bus.

En lugar de quedarme por el centro (si recordáis: French Quarter y French Market) vi la otra cara de la ciudad; más bien las otras dos.
Comencé por dirigirme por el norte del distrito de oficinas para ver el “Superdome” de cerca (el estadio) y así acceder también desde el norte al Distrito de los Jardines (Garden Distric)


Garden Distric se divide en dos zonas que reflejan cosas muy distintas de la ciudad. La zona nórdica refleja cierta pobreza: vi una furgoneta caritativa que repartía comida y los edificios están menos cuidados (no sé si es que no les renovaron demasiado después del huracán Katrina, como sabéis en 2005) Es un contraste extraño ya que no muy al fondo se aprecian los rascacielos de la zona de oficinas y la parte baja de Garden District es precisamente una zona más para ricos. Paseando entre varias calles pude ver la casa de la famosa escritora Anne Rice (todos sabemos de sus Crónicas Vampíricas y Entrevista con el Vampiro) La mayoría de estas casas son mansiones y, alguna de ellas, antiguas plantaciones de las que ya sólo se conserva la casa (los interiores son privados)



También en este barrio se encuentra el cementerio “Lafayette Cementery No.1”, donde se ven muchas tumbas de alemanes e irlandeses que murieron en la época de la fiebre amarilla. Aquí me encontré con una escena un tanto curiosa: una señora paseaba en carrito a su perro porque al parecer estaba enfermo y no podía caminar… buen ejemplo de lealtad de humano a perro, en lugar de como acostumbramos a ver al revés.

A continuación, seguí pedaleando hacia el oeste al Distrito Alto: curiosamente lo que llaman Distrito Alto está más abajo y el Distrito Bajo (la traducción sería: centro de la ciudad) está más arriba. El caso es que aquí es donde está la zona universitaria; pero como era un buen trecho (igual al que ya había recorrido), decidí ver una sinagoga que tenía cerca y volví a pasar por los barrios antes mencionados, esta vez por el sur.


Pude comprobar que la guía exagera algunas cosas. Por ejemplo, el distrito de los jardines no parece que tenga tantos jardines, quizá entre las casas señoriales sí; pero hay algún jardín (God’s Vineyard y Le Jardin du Soleil) que indica la guía que son jardines o jardines comunitarios donde plantan vegetales (Nueva Orleans tiene un elevado contenido en plomo en el suelo y así se ayuda a disiparlo)… y la verdad que dije: si viene en la guía merecerá la pena… pero no. Hay veces que son cuatro plantas puestas al lado de alguna casa y ya.

Lo que sí merece la pena de este barrio es la Calle de la Revista (Magazine St.) ya que es una zona comercial no tan turística como el centro y que contiene tiendas más variadas de ropa (desde elegante a estilos más alternativos) así como pequeñas galerías de artistas locales (los de Jackson Sq. suelen ser pintores y en esta zona parece que además tienen otros artilugios) 

Y allí es donde comí, de nuevo a recomendación de la guía (en esto parece que no falla, jeje) El sitio se llama “Joey’s K” y me comí un po-boy con acompañamiento de jambalaya. El (o la, ¡no estoy segura del género!) jambalaya es básicamente arroz especiado con trozos de salchicha y/o alubias (de estas rojas que no le gustan mucho a mi madre, jeje)


Después volví por el sur de la zona de oficinas  y antiguos almacenes: Monumento a Robert E. Lee, Plaza Lafayette… y vi una fiesta, como dicen por aquí “Dog days” (días de perros: vamos, de fiestas juveniles para universitarios) ¡¡Tenían hinchables con agua y hacían carreras de relevos!! ¡¡Ahí… en medio de la ciudad!! Tenían música, bebida… al parecer, lo organizaba el bar “El ático”… aquí el ático, en Valladolid tenemos “El Trastero”, jaja.


Lo siguiente ya fue en el centro porque, ya que me quedé con ganas de ver el Museo del Carnaval de Mobile, entré al “Presbitère” que tenían una exposición del huracán Katrina así como de Mardi Gras.
La parte del Katrina era interesante. Se contaban diferentes historias, que mucha gente evacuó hacia Texas, otros se quedaron refugiados unos cuantos días en el Superdome (curiosamente la mayoría que se quedó ahí era población de color, con lo cual, el gobierno de la ciudad se dio un poco más cuenta del desbalance entre la sociedad de la ciudad) La mayoría de los fallecidos creo recordar que fueron un 80% mayores de 75 años… y también hubo quien se quedó en su casa y quien murió alojado en el ático por no poder romper el tejado para salir (¡qué angustia! Desde entonces se recomienda tener en todas las casas un hacha en los áticos)


En cuanto a Mardi Gras, cuentan diferentes tradiciones: por una parte las de las sociedades más rurales y luego cómo se vive en la ciudad. En cuanto al campo es más una mezcla con la cultura mejicana y afroamericana: hay desfiles de gente disfrazada (siempre usando máscaras algo rudimentarias) a caballo en los que suelen beber y divertir a la gente (generalmente se sacan unas propinas), incluso desfilan subidos de pie en los caballos. Por otra parte, en Nueva Orleans es más un festivo a lo grande y se ha convertido en un símbolo tan claro de la ciudad que todo el año se pueden adquirir máscaras de Mardi Gras (como las venecianas y como las de los médicos de la época medieval) y también los “Parade Throws” (las cosas para tirar durante la procesión) Es una más que curiosa costumbre que también se ve por Bourbon St. Y que ya os comenté que vi tanto ahí como a la salida del festival de jazz: tirar collares y otros objetos de poco valor, aunque al final se acaban gastando una millonada cada Mardi Gras. Dicen que surgió a partir de una costumbre europea (en París y otros sitios) de lanzar caramelos a las mujeres. La costumbre se acogió en Nueva Orleans sobre 1830 lanzando caramelos y con los años se extendió a lanzar otros útiles: desde dublones, muñequitos y collares al principio hechos de dublones.




También tienen la costumbre de coronar a alguien como Rey/Reina del Mardi Gras (¡incluso hay modalidad para gays o dragqueens!) con trajes voluminosos (quizá no tanto como en Canarias u otros sitios) ¡¡incluso hacen Roscón de Reyes!! (que también le llaman así), dicen que lo tomaron de Francia, pero deben echar también crema de queso (ideal para Álvaro oye), decorarlo con virutas de colores y esconden un bebe de plástico que quien lo encuentre tiene que pagar el siguiente roscón… vamos, como las habas en España.


Para terminar volví a pasear con la bici por otro distrito: Faubourg Marigny & The Bywater que, al igual que antes, decían que había cosas pero la mitad o no estaban o no eran muy allá. Las dos cosas más así fueron una hermita con cementerio y un punto en el que había una placa que marcaba el lugar de arresto de Homer Adolph Presly, un negro que violó la ley de separación en trenes por raza… mucho antes de todo lo de Marthin Luther King: en 1892.


 Ahhhh… una cosa que se me olvidaba es que en un parque encontré una especie de perro hecho con bolas pintadas… y luego resulta que me fui encontrando lo mismo en diferentes lugares: al parecer fomentando el arte local (uno bueno, pero son un poco feos y se hace cansado ver tantos)


viernes, 27 de julio de 2012

Tabasco y Jungle Gardens (Louisiana)

El domingo 15, y último día con coche, me desplacé a una zona un tanto peculiar: Avery Island, en Louisiana. En este lugar habita la familia Avery desde 1818, fundadores de la compañía Tabasco (creo que no hace falta explicar qué es)


Lo primero que hice fue comer porque entre que tardé en salir de casa porque me lo tomé relajadamente (este sitio esta a 1-1,5h de Baton Rouge) y pillé tráfico debido a otro diluvio a medio camino... así que tardé más de la cuenta. Y por cierto, no sé si es el picante de aquí pero hay algo que me irrita las papilas gustativas y las acabo teniendo algo inflamadas unos cuantos días (lo empecé a notar en esta visita y a la vuelta de Nueva Orleans el fin de semana pasado... que ya os contaré en otro momento) Este es un plato tipo estofado común de por aquí: mucho maíz, carne de cangrejo, especias, arroz y creo que poco más:



La fábrica en sí no tenía mucho que ver (aunque es gratis): entras, te ponen un vídeo y ves la fábrica de pasada (a diario sí que funciona pero los fines de semana no) En fin... básicamente te dicen que hubo un paisano que era banquero (Sr. Edmund McIlhenny,  apellido que se lee en las etiquetas) que se casó con una mujer de la familia Avery, se trasladó a vivir a Avery Island... y se interesó en el cultivo de pimientos picantes para producir salsas e introducirlas en la gastronomía local diaria... cosa que consiguió y se expandió al resto del mundo. Además, su idea era alegrar la comida de Louisiana ya que era muy monótona.
Los pimientos van madurando a destiempo por lo que, en los arbustos, les ves desde verdes, amarillos, naranjas, hasta llegar al típico rojo. Para saber cuáles están en su punto, los recolectores comparan el color con un palo pintado de rojo. Una vez recogidos a mano, ese mismo día se trituran. Después se dejan en barriles de madera de roble (los mismos que se usan para el whisky, que previamente tuvieron vino) durante nada más y nada menos que 3 años. El barril se sella con sal (aunque no se añade en ningún momento sal a los pimientos) y al final se obtiene una pasta rojiza que dará lugar al famoso Tabasco. La sal la obtienen de reservas de sal que descubrieron en este lugar. Te comentaban en el vídeo como curiosidad que incluso a veces se usa en las bebidas con alcohol... ¡¡¡éstos no probaron el sangre de Satán del Máster!!! (Si mal no recuerdo principalmente era tequila con algo de sal... y tabasco con c******... habitualmente había que acompañar con un buen trago de calimocho después de tomarlo, jaja)
En el "medidor del picante" se podían pulsar botones para saber los puntos de picante que tiene cada variedad de pimientos que usan... de menor a mayor:
* Puré de cayena (Capsicum annuum)
* Puré de jalapeño (Capsicum annuum)
* Puré de pimiento habanero (Capsicum chinense)
* Puré de pimiento tabasco (Capsicum frutescens vs tabasco)




Y en la tienda encontré...¡¡¡la maldita solución al barril de piezas de Enrique!!! Entre otras cosas curiosas había helado de jalapeño y helado picante-dulce... probé ambos... ¡y se hace realmente extraño que un helado pique! El de jalapeño sí que pica... que dices... ¡¡pero coño, que casi te dan ganas de llorar!! Pero me gustó más el otro aunque la mezcla de picante con dulce pueda parecer extraña.
En un cartel se leía en inglés: "I Scream, you Scream, we all Scream for Ice Cream. You think you're going to Scream, wait until you try our Jalapeño Ice Cream!" (Yo grito, tú gritas, todos gritamos pidiendo helado. Piensas que vas a gritar, ¡espera a que pruebes nuestro helado de jalapeño!)


Y básicamente la fábrica era éso... pero en Avery Island no sólo se puede visitar la fábrica de Tabasco sino que también los Jardines de la Jungla (Jungle Gardens): una zona de caminos y lagos con muchos tipos diferentes de árboles. Surgió porque un descendiente de esta familia se preocupó por el medio ambiente y las especies de aves en peligro de extinción (sobretodo las garzas), con lo que ahora sirve de lugar de migración y protección. La verdad es que te tiras toda la tarde viéndolo. Lo primero con lo que me topé fue con un caimán que miraba un poco extraño.


¡¡¡Setas!!!

Había un templo con un Buddha: se dice que es el mejor Buddha que llegó a América. Se encuentra sentado en una flor de loto sagrada rodeado de siete montículos. Es una estatua de unos 800-900 años que se hizo en China durante la disnastía Tsung (960-1127) Tras la caída del imperio, un general chino saqueó el templo y la mandó a América para ser vendida a un museo de Nueva York. Pero antes de la venta, el general fue capturado y decapitado. Fue entonces cuando dos amigos de uno de los sucesores del primer McIlhenny compraron el Buddha y se le regalaron para colocarlo en un lugar seguro.



En la torre-observatorio hacia "la ciudad de las aves":


Y éso es básicamente todo... éso sí... mucho calor que entre tanto árbol, tanta agua... una humedad del copón. La pena es que la mejor época para visitar esta zona es nada más empezar la primavera ya que está todo con flores (en esta zona florecen un poco antes que en las ciudades según me han comentado) Ahhh... ¡¡también encontré pinos!! 
Vídeos varios de Jungle Gardens (comenzando con unos bichitos que estaban en el agua y siguiendo por el Buddha y las garzas): https://www.youtube.com/watch?v=XfP_yLHrP7w&list=PL3F1DAED73213916A&index=1&feature=plpp_video


Además, ya aprovechando un poco el viaje, en vez de hacer la ruta más rápida me fui por una carretera que va cruzando algunas pequeñas ciudades: New Iberia, St. Martinville y Breaux Bridge.
En St. Martinville paré un momento en una pequeña plaza (y digo pequeña porque además sus bancos parecían de juguete) en la que se encuentra el famoso roble del que se habla en el poema titulado "Evangeline" (1847) por Henry W. Longfellow. Esta obra cuenta la tragedia del exilio de las gentes de Nueva Escocia (unas islas al noreste de Estados Unidos pero territorio canadiense) en 1755 hacia estas tierras. (Recordad que esta zona se llama "Acadia" debido a los inmigrantes canadienses) El roble es el punto de encuentro de los amantes Evangeline y Gabriel en la obra... aunque todo esto basado en historias contadas por un alumno de este señor que era de esta zona.


Otra de las ciudades es Breaux Bridge, conocida por el puente levadizo (más bien mini-puente) sobre Bayou Teche que se proclama la capital mundial de los cangrejos de río.


De este viaje nada más... aunque hasta ahora no os he comentado... pero ese fin de semana le pasé en el "exilio" porque ya llevaba unos días por Baton Rouge el novio de Bhavaani y como querían estar solos... me fui 3 días a casa de una amiga suya que vive sola. Esta chica se llaman Jenn (bueno, es el nombre de pila porque es china)... y resultó ser muy maja: hablamos casi todo el tiempo que estábamos en casa (excepto durmiendo, claro) y llegamos a hablar un poco de todo, además del nexo común que se da cuando gente de dos culturas y países diferentes se encuentran y se interesan por la otra cultura. Me dio hasta pena irme...

Y ya lunes 16: la devolución del Geo Prizm rojo que tantas horas me ha acompañado. Ya volvía Pramod de casarse así que se le di con casi 5000 millas más (creo que en concreto 4870 millas: ¡¡casi 7700km!!)... fue como dejar una parte de mí, jeje. Pero bueno... luego, como me preguntó que si había llevado comida o iba a comer fuera pues, aunque tenía, fui con él a un buffet indio y le invité (¡¡tienen un dulce de arroz y leche similar a nuestro arroz con leche!!)
La última canción que escuché ya sola al acabar de llegar fue una que le pasé a Sara (la del labo) que la gustó mucho, jeje... puede que a mini-Sara también la guste. Es del grupo "Of monsters and men" titulada "Little talks": http://www.youtube.com/watch?v=86tDEuoOSko